Loading...

viernes, 14 de octubre de 2011

Suminagashi 
Breve explicación de las técnicas de papeles teñidos
o pintado por flotación:
diferencias entre Suminagashi – ebru – marmolado

-Texto que aporta nuestra compañera Silvana Rumbo-
Cada una de estas técnicas tiene unas características concretas y un objetivo concreto, por lo que también requieren procedimientos y materiales concretos, así tenemos:
Para el Ebrú y los papeles peinados (de los cuales aún nadie ha hecho referencia) se requieren baños más densos, y colores bien ligados y espesos, para obtener un buen resultado de dibujo “lineal” producido sobre el color.
Del marmolado y el jaspe, se requiere un baño más fluido y unos colores también más fluidos para obtener una extensión del color y según deseamos efectos o no, aplicaremos los colores ligados o rotos.
Los colores con efectos por productos químicos suelen utilizarse en todos los casos.
Todas estas técnicas se suelen utilizar en papeles ornamentales.
El SUMINAGASHInos abre una visión diferente de los papeles pintados por flotación, y es la aplicación artística sobre el tema, las técnicas aplicadas a las obras ornamentales suelen seguir unas tipos concretos de dibujos o efectos ceñidos a unos procedimientos artesanales y con pocas variedades, si se quiere obtener por ejemplo el ojo de tigre, la pluma, el trigo, las caracolas etc.
El Suminagashi, al ser una expresión artística, no esta obligada a procedimientos en concreto a excepción de la técnica en si sobre flotación, como ocurre en la pintura al fresco, al óleo o a la acuarela
En el Suminagashi técnica por flotación, cada artista para expresarse adapta la técnica a su carácter y no al revés. Para agresividad colores compactos y baños espesos, para dulzura colores menos densos y baños más moldeables.
Tengamos presente que esta técnica es de origen asiático y para ellos lo espiritual es la base de su arte y para nosotros lo temperamental, nosotros podemos efectuar con esta técnica 20 obras en una hora, para el mundo oriental 20 horas para una sola obra, por lo que el dominio de la técnica para ellos es esencial.
HISTORIA Y TÉCNICA DEL MARMOLADO *
Llamado Suminagashi, marmolado se lo llama en occidente en los países de habla españa
Así pues, el "marmolado" es un procedimiento muy antiguo que proviene de Japón y más específicamente en el siglo IX se utilizaba el "suminagashi" que es un papel decorado con ayuda de tintas depositadas encima del agua. De igual manera, servía de soportes a la caligrafía, a los poemas y luego a los documentos oficiales. De Asia, el papel marmolado pasa a Turquía donde conoce un nuevo auge, apareciendo los colores todavía pálidos pero variados. Luego, sigue su camino hacia Occidente en el siglo XVII, y llega a Italia, Francia, Alemania e Inglaterra y gracias a los intercambios comerciales se instala en toda Europa.
Existen diferentes técnicas para la fabricación del papel marmolado, la más simple consiste en hacer flotar tintas con base de aceite sobre agua. La tradición dice que esta técnica habría sido inventada al siglo XVII por Mace Ruette, encuadernador oficial del Rey XVIII, quien quería obtener papel que se pareciese al mármol, de aquí el nombre marmolado. En los siglos subsiguientes, esta técnica de decoración fue muy popular en Europa, y era considera como un arte complementario al encuadernación.
Ahora bien, luego de conocer un poco la historia de la elaboración de este tipo de papel, en las líneas siguientes te daremos la receta exacta para que comiences desde ya a hacer este bellísimo papel desde la tranquilidad de tu hogar.
Necesitarás los siguientes materiales:
-Agua
-Trementina
-Pinturas al óleo de tres colores diferentes, o alguna otra pintura con base aceitosa.
-Hojas de papel blanco (no muy delgado)
-Dos sobres de gelatina sin sabor
-Peine
-Recipiente amplio (dependiendo del tamaño del papel)
En primer lugar, disuelve los dos sobres de gelatina sin sabor en ½ litro de agua caliente. Revuelve y agrégale ½ litro más pero ahora de agua fría. Esto tiene que parecer líquido, no gelatinoso.
Seguidamente, llena con esta mezcla el recipiente amplio que seleccionaste.
En otros recipientes más pequeños, mezcla los óleos con la trementina hasta que tenga una consistencia espesa, y con una cucharita deja caer gotitas de pintura en el agua, éstas se van a esparcir formando manchas. Repite este proceso con todos los colores, y te recomendamos no usar más de tres colores porque sino se mancha demasiado.
Ahora bien, pasa suavemente el peine por la superficie para que los colores formen un diseño. Cuando ya tengas el que te gusta, coloca una hoja de papel blanco sobre la superficie curvándola de manera que el centro toque primero el agua.
Luego levanta la hoja y déjala secar sobre un papel absorbente. Cuando ya esté completamente seca es mejor prensarla para que quede bien plana.
Y ya tienes listo tu papel marmolado!, pero si aun te queda suficiente pintura, puedes hacer otras impresiones, hasta que se te termine el material.
Como ves es un procedimiento fácil y rápido, sólo debes seleccionar los colores de tu preferencia y el diseño que más te guste, y luego sólo piensa en cuántas cosas lindas quieres forrar y darle un cambio de imagen a todo el material de papelería que te rodea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario